Manuel García "Paz impregnada en el alma"

Manuel García, Guitarras Diamante - Matucana 100

El pasado domingo 8 de diciembre se llevó a cabo, en Matucana 100, el segundo concierto de Manuel García: “Guitarras Diamante”, concierto que daría paso a un periodo de vacaciones del cantante.  

El evento comenzó pasadas las nueve de la noche, con un Manuel vestido entero de blanco y su particular pelo chascón, cantando “Hablar de ti”.  

Las primeras canciones que tocó, como “Témpera”, las interpretó sólo, acompañado de su guitarra acústica, en una especial atmósfera marcada por un extraño viento frío en este caluroso diciembre... la noche empezando a caer, las personas cantando con él dentro del recinto y desde la calle, en donde se detenían a corear sus canciones entre medio de micros del Transantiago pasando.

Sonaba “El viejo comunista” y un lienzo, con su característica guitarra con un ojo y alas, se iluminaba de rojo y  ondeaba como una bandera.

César Guzmán, con flauta traversa y charango y Danilo Donoso, con bombo, subieron al escenario para cantar “Adelita” de Inti illimani.  También asistió, como invitado especial, el reconocido Mario Rojas, importante personaje de la música chilena popular urbana, y actual consejero de la Sociedad Chilena del Derecho de Autor, acompañando a García en la canción “Yo siempre quise volar”; el cantante ariqueño aprovechó de mencionar que, para él, Santiago era Mario Rojas. 

También Participó Berni Traub, conductora de Radio Uno y perteneciente a la banda punk “Las Lilits”.

Más tarde se sumaron al escenario los miembros de la banda, Humberto Ulloa, Sebastián Espinoza y Jimena Herrera.

A mitad del concierto, una sorpresa: entraba al escenario Angel Parra, para interpretar junto a Manuel “El Clan Parra”, y canciones del próximo CD donde participa como creador, compositor y productor.  En medio de las canciones tocaba las notas de la gran Violeta, como “Gavilán”.

El repertorio siguió con canciones como: “Tu Ventana”, “Diamantes”, “La Gran Capital”, “La danza de las Libélulas”, “Acuario”, “El negro Manuel” y finalizó con “Reloj” y “Calambito Temucano”.

Un concierto con muchos matices, en el que se vio a Manuel bailar, tomar una copa de vino, hacer pasos de cueca e incluso mostrarnos su “baile del robot”...

Para los asistentes al concierto el regalo fue terminar la primera semana del estresante diciembre con una sensación de paz impregnada en el alma.

 

 

Revisa más imágenes en nuestra galería de Facebook

 

Nota: Paula Feest / Fotografías: Fabiola Soto Rivera


.