Kevin Johansen presentó Bi en el Teatro Caupolicán

Kevin Johansen en Chile 2013

21:30 horas y ya retumbaba una voz grave por todo el Teatro Caupolicán cantando "Y sigo (Canción de autoayuda para mí)".

Kevin Johansen empezaba su concierto con canciones de su último disco "Bi", como "Amor finito" y "Baja a la tierra". Disco que fue lanzado a miles de metros de altura en un vuelo de LAN entre nuestro Santiago de Chile y Buenos Aires.

Al presentar su nuevo disco explicó a que se debía el nombre.  Burlandose de él mismo, dijo que "Bi" se debía a que era un disco doble, que no había mayor explicación. Aunque luego, al tener que elegir la portada, todo empezó a tomar un sentido más grande. - "Estabamos una tarde tomando mate con mi hermana y viendo fotos. Vi dos retratos de mis padres y supe que iban a ser la portada del disco. "Bi" no solo significaría "doble", hay más que eso, todos sea cual sea nuestra historia somos hijos de DOS personas". En su caso,  según el lo describe, su madre. una mujer "argentinísima, de de clase media y colegio de monjas", que se va a Estados Unidos y de alguna forma se rebela. Y su padre, Mr. Johansen, de Colorado "una mezcla entre Buda y Homero Simpson".

Entre flautas traversas, charangos, guitarra, bajo, batería, coros, teclado y percusión,  cada canción acompañada de dibujos realizados por su gran amigo, el humorista gráfico Liniers, continuó la noche. Se sumaron a su repertorio, covers de canciónes como "Hotel California" (cómicamente muy llevado a sus raices  como "Hotel Patagonia") y "Take on me" donde daba nervios esperar que él, con su voz tan grave, alcanzara aquellos tonos tan altos.

Fue un concierto lleno de matices, canciones folclóricas y más "pachangueras", con su muy propio espanglish,  y también un par de sorpresas. Al escenario se subió Rodrigo Aros de Hoppo,  acompañando en la música de "Hindue Blues".  Y luego después, dejó a todo el público atónito, cuando interpretó "Caminando, caminando" de Victor Jara y felicitó al público por pertenecer a una tierra de grandes poetas. En camarines, pude preguntarle por qué Victor Jara y por qué esa canción. Su respuesta fue, -"En mi casa siempre se escuchaba música chilena, por parte de mi mamá, y esa canción me trae recuerdos desde mis 9 a 15 años, como música de fondo de mi casa".

El concierto finalizó con Kevin en su tipica camiseta negra sin mangas, que dió paso al momento más festivo del concierto, donde hasta hizo el "trencito" con el público presente.   El concierto terminó con "Fin de fiesta" una canción nostálgica, ideal para cerrar un concierto donde logró que el público cantara, riera, se emocionara y bailara en unas pocas horas. Como una gran montaña rusa de emociones en cuatro horas. Un gran concierto sin duda, que fue el broche de oro para su gira por Chile.



Nota: Paula Feest

Fotografías: Fabiola Soto Rivera


Revisa nuestra galería de facebook aquí


.